lunes, 3 de febrero de 2014

La curiosa historia de la marca Wonka

Muchos de Ustedes se alegrarán de saber que los caramelos Wonka existen de verdad, aunque no los fabrican unos Oompah Loompas sino la empresa Nestlé.

En 1964, aparecía por primera vez publicado el libro Charlie y la Fábrica de Chocolate, del autor británico Roald Dahl. Se trata de un clásico de la literatura juvenil que, me temo, casi todos nos hemos visto obligados a leer en nuestra adolescencia. Cuenta la historia de un niño muy pobre, Charlie Bucket, que gana un concurso para visitar la fábrica de chocolates y caramelos del excéntrico Willy Wonka (desde luego, no podrán decir que el título es ambiguo). La fábrica resulta ser un lugar de ensueño, una especie de País de las Maravillas de las chuches, lleno de los dulces más apetecibles que uno pueda imaginar.

Cuando el libro se adaptó por primera vez al cine en 1971, con Gene Wilder en el papel de Willy Wonka, se registró la marca “The Willy Wonka Candy Company”.

Ahora resulta habitual eso comercializar las productos inventados que aparecen en las películas como parte del merchandising asociado a ellas (por ejemplo, ahí tenemos la cadena de restaurantes Bubba Gump, propiedad de Viacom). Pero en 1971, se debió a un hecho poco frecuente. La película estaba producida por la empresa americana del sector de la alimentación “Quaker Oats Company”, famosa por sus cereales, que fue quien compró los derechos sobre la obra de Dahl.

El producto estrella que se lanzó con esta marca fue, como imaginarán, la chocolatina Wonka.

En 1988, Nestlé compró la marca, que ha recibido un fuerte impulso con la adaptación del libro que realizó Tim Burton en 2005.

Por último, otra curiosidad. Roald Dahl se inspiró en las técnicas publicitarias y de análisis de mercado de otra famosísima marca: Cadbury, actualmente propiedad del grupo Mondelez.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy pensando en abrir una tienda de chuches. Son inmunes a la crisis.Pero es un plan secreto. No publique este comentario.

Anónimo dijo...

A DESPERTADO MI CURIOSIDAD POR LOS DULCES WONKA ME ENCANTARIA PROBAR UNO

Ad Edictum dijo...

Gracias por su comentario, Anónimo. Le animo a probar los dulces Wonka. Con moderación, eso sí.

Anónimo dijo...

Deliciosa historia

Anónimo dijo...

Se me antoja uno. si alguien sabe donde los venden en lima (Perú) aviseme xfaaaa

ClaudiVanii dijo...

Porque se debe comer con moderacion un chocolate wonka? tiene algo de malo comerlo?... esque es mi debilidad;)

ClaudiVanii dijo...

Porque dices que con moderacion? acaso hace daño comer un delicioso chocolate wonka??? por fa porfa quisiera saber :)

Ad Edictum dijo...

Estimada ClaudiVanii:

Gracias por su comentario.

No creo que los chocolates wonka tengan nada malo. Muy al contrario, tienen una pinta estupenda. Sin embargo, como todos los dulces, debe tomarlos Usted con moderación por distintos motivos: para guardar la línea, para evitar problemas dentales, para no dejarse el brócoli de la cena en el plato, etc.

Un saludo y continúe leyendo este blog de vez en cuendo.

La Dirección.

Anónimo dijo...

Vi en las noticias q existía y quiero probar el chocolate ...

Anónimo dijo...

Quiero probar el chocolate Wonka ... Tiene q estar delicioso ...