jueves, 6 de febrero de 2014

Consultorio AD EDICTUM: Ejemplo de aviso legal para incluir en comunicaciones comerciales

Tenemos nueva consulta en la sección “Consultorio AD EDICTUM”. Un lector nos pregunta lo siguiente:

Voy a enviar a mis clientes, a aquellos que me han autorizado para remitirles publicidad, un e-mail con ofertas especiales para los siguientes tres meses. He visto que los correos de este tipo incluyen un aviso legal. ¿Qué texto tengo que poner?

Para empezar, recordaremos que el art. 21 de la LSSICE determina:

“1. Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas.

2. Lo dispuesto en el apartado anterior no será de aplicación cuando exista una relación contractual previa, siempre que el prestador hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con el cliente.

En todo caso, el prestador deberá ofrecer al destinatario la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos con fines promocionales mediante un procedimiento sencillo y gratuito, tanto en el momento de recogida de los datos como en cada una de las comunicaciones comerciales que le dirija.

Cuando las comunicaciones hubieran sido remitidas por correo electrónico, dicho medio deberá consistir necesariamente en la inclusión de una dirección electrónica válida donde pueda ejercitarse este derecho, quedando prohibido el envío de comunicaciones que no incluyan dicha dirección.”

En el apartado 1 del precepto que acabamos de citar, se utiliza el denominado sistema de “opt-in”:  El usuario tiene que “decir sí” para que se le puedan remitir comunicaciones comerciales.  Sin embargo, en el caso de los clientes de una empresa, se permite utilizar un sistema de “opt-out” (si el usuario “no dice que no”).

En la práctica hay poca diferencia entre ambos casos, ya que para implantar de una forma sencilla esta posibilidad de oponerse a recibir comunicaciones comerciales, Ustedes tendrán que incluir una casilla para que el usuario la marque en el caso de que no quiera más publicidad (ya saben, eso de “marquen esta casilla si no desea recibir información de nuestras ofertas y servicios”).

Contamos con que nuestro lector ha permitido a sus clientes oponerse a recibir e-mails comerciales. En cada comunicación que les remita, tendrá que incluir otro sistema de oposición que deberá consistir en una cuenta de correo válida. El texto resulta de lo más sencillo: “Si no desea recibir más comunicaciones comerciales, póngase en contacto con nosotros en la dirección marketing@miempresa.com, indicando en el asunto de su correo NO PUBLI”.  Y ya está. Ni más, ni menos.

Un error frecuente que me he encontrado asesorando a clientes consiste en incluir una cláusula con los requisitos del artículo 5 de la LOPD. En las comunicaciones comerciales que efectúen a sus clientes, no tienen que poner necesariamente esta información. Por una parte, si se trata de personas físicas, deberán haberla facilitado en el momento de recogida de los datos.  Por otro lado, si nos encontramos ante personas jurídicas (empresas), no se aplica la LOPD.

Además de lo indicado en el art. 21 LSSICE, tenemos que tener en cuenta otra disposición de la misma norma.  El art. 20.1 señala:

“1. Las comunicaciones comerciales realizadas por vía electrónica deberán ser claramente identificables como tales y la persona física o jurídica en nombre de la cual se realizan también deberá ser claramente identificable.

En el caso en el que tengan lugar a través de correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente incluirán al comienzo del mensaje la palabra "publicidad" o la abreviatura "publi".”

Por tanto, tendremos que incluir no sólo el texto para oponerse a recibir más comunicaciones comerciales, sino también la palabra “PUBLI” al principio de nuestro correo.

Eso es todo. Si se les ocurre alguna otra recomendación para nuestro lector, pueden dejar un comentario.

Les recuerdo que pueden remitir sus consultas a consultasblogtic@gmail.com. 

No hay comentarios: