lunes, 29 de julio de 2013

Mini Fisking

Hace unos días, El País publicó la siguiente noticia (y cito de memoria):

Estrasburgo declara ilegal el sistema inglés de cadena perpetua

"El tribunal argumenta que “si un prisionero es encarcelado sin ninguna perspectiva de ser puesto en libertad y sin ninguna posibilidad de que su sentencia a perpetuidad sea revisada, existe el riesgo de que nunca se arrepienta de su crimen”. “Haga lo que haga en prisión, por muy excepcionales que sean sus avances hacia la rehabilitación, su castigo es inamovible y no se puede revisar”, razonan los jueces. El problema de fondo, argumentan, es que un sistema como el que existe en Inglaterra y Gales se aleja del objetivo que se supone que tienen las políticas penales modernas: rehabilitar al criminal.

La sentencia es consecuencia de la demanda interpuesta por tres de los 49 asesinos que han sido condenados a perpetuidad. Se trata de Jeremy Bamber, condenado por el asesinato de cinco miembros de su familia en Essex en 1985 aunque siempre ha mantenido su inocencia; Douglas Vinter, que se declaró culpable del asesinato de su mujer en 2008; y Peter Moore, que mató “por placer” a cuatro homosexuales en Gales en 1995."

A mí, personalmente, el arrepentimiento del delincuente no me interesa. Eso no debería ser objeto del Derecho, sino de la Moral o la Religión. Por otro lado, estoy segura de que el tipo que mató a cuatro homosexuales en Gales estará, a estas alturas, totalmente rehabilitado y listo para reintegrarse en la sociedad. Debemos enteneder que fue un pecadillo de juventud y ya no encuentra placer en esas cosas. De la misma forma, haber liquidado a tu propia mujer no obsta para que puedas seguir siendo un miembro útil de tu comunidad. Es muchas culturas se consideraría un plus.

En fin, hay que leer entre líneas: Lo que los redactores de El País quieren decirnos es que si Gallardón promueve una reforma del Código Penal que imponga la cadena perpetua, esto sería ilegal, y el Ministro podría acabar juzgado en Nüremberg. A veces, en este periódico confunden Estrasburgo con Nüremberg...No sé por qué.

Creo que un título más adecuado para esta noticia sería "El Gobierno aprobará una ley contraria a la Convención Europea de Derechos Humanos". O mejor aún, "Rajoy, nazi".

No hay comentarios: