jueves, 2 de mayo de 2013

II Concurso de Microrrelatos "Privacidad y Sardinas"

Tras el éxito de la primera edición, la Dirección de Ad Edictum convoca el II Concurso de Microrrelatos. Las reglas son sencillas (o ese espero):
 
- Los relatos deben tener una extensión máxima de 160 palabras, título excluido.
-  Deben incluir necesariamente los términos "privacidad" y "sardinas".
- Pueden ser enviados mediante comentario en este post o por correo electrónico a consultasblogtic@gmail.com.
 
El ganador tendrá un premio muy bonito.

miércoles, 1 de mayo de 2013

LOVEpedé

En su libro Rebelarse vende (Editorial Taurus. Fuenlabrada, 2005), Joseph HEATH y Andrew POTTER hablan del negocio que se genera alrededor de la contracultura. Básicamente, explican por qué ser disidente ha acabado convirtiéndose en algo cool y qué es lo que arrastra a personas, declaradas contrarias al consumismo y a la cultura de masas, a comprar camisetas con la famosa foto que Alberto Korda le hizo al Che (100% algodón). Aquí van unas líneas:
 
"En realidad, lo cool no es tan inefable ni tan siniestro. Sencillamente, constituye el elemento diferenciador, la jerarquía social urbana contemporánea. Y, como sucede con los componentes tradicionales del estatus (como la "clase" o el "estilo"), lo cool constituye un bien intrínsecamente posicional. Igual que no todos podemos pertenecer a la clase alta ni tener buen gusto, no todos podemos ser cool (....). Como todos los bienes posicionales, el valor de los cool, es básicamente comparativo. Si hay personas cool es porque lo demás -casi todos- no lo son (más concretamente, para que ciertas cosas lo sean, otras, tienen que ser asquerosas). Sin embargo, frente a la jerarquía social tradicional, que tienen muy en cuenta la continuidad y la tradición, lo cool es una implacable cruzada inconformista.
 
(...) Es bien sabido que las epidemias no avanzan de una manera lineal, es decir, con una serie de brotes diarios que se conviertan en una plaga. Lo que sucede es que primero se infecta un pequeño grupo de personas y si no se les aísla rápidamente, enseguida contagiarán a un grupo mayor. Entonces, si este grupo se mezcla con la población general, la infección "reventará" y se convertirá de la noche a la mañana en una epidemia generalizada.
 
La difusión de lo cool sucede de la misma manera. Empieza con un pequeño grupito de "innovadores" que son unos inconformistas congénitos siempre pendientes de lo que hace, dice, se pone o usa una minoría de personas. A los innovadores les imita un grupo ligeramente mayor (....) y la tendencia se multiplicará exponencialmente conforme se incorporen los miembros de la "mayoría tardía" y las masas precavidas que jamás se atreverían a formar parte de la vanguardia."
 
A estas alturas, creo que pocos dudan que ser bueno es cool. Quizás la moda la empezara GOOGLE, cuando era una pequeña empresita simpática y decidió que su slogan vital sería "Don't be evil". Entonces uno tenía correo de GOOGLE o de Hotmail como una opción vital, como ser de los Beatles o de los Rolling. La transparencia forma parte de la bondad. Ahora, ser transparente, vende: las empresas se autodenuncian a la Agencia Española de Protección de Datos. ¡Ah, la autodenuncia, esa figura tan poco estudiada en el Derecho Administrativo sancionador! Espero que esto de ir a Jorge Juan a decir "Padre, confieso que he pecado" no se ponga de moda. No me parece serio. ¿Qué quieren que les diga?
 
Llena de buenos sentimientos por el género humano, les dejo por hoy: LOVEpedé: Haz el amor, no la guerra. Me voy al Retiro.