martes, 25 de septiembre de 2012

El caso del Community Manager enfadado

Hoy les comentaré una resolución de la Agencia Española de Protección de Datos que está relacionada con la gestión de perfiles corporativos en redes sociales.

El hecho que motiva la denuncia es la publicación de una fotografia en la Página de Facebook de una empresa. Ya se estarán imaginando que esta fotografía contenía datos de carácter personal.

Como Ustedes saben, resulta habitual que las empresas cuelguen en sus perfiles, sin muchos miramientos, fotografías o vídeos de eventos varios, desde fiestas sociales a conferencias, pasando por oficinas propias con el personal en trance de realizar sus actividades diarias. Por otro lado, si alguien ve una escena curiosa por la calle (un cartel, una pintada, etc…), tampoco es raro que haga una foto y la suba a su perfil.

Lo que no se van a esperar es lo que hicieron nuestros amigos: fotografiaron el parte de baja de una empleada de la compañía. Al parecer, al administrador de la cuenta le parecía excesivo que le hubiesen dado 60 días de baja por enfermedad común y decidió compartirlo con sus seguidores, añadiendo comentarios en los que ponía en duda que la trabajadora se encontrara enferma. Las opiniones de los fans no se hicieron esperar: el ser humano es así.

¿A quién se le ocurriría hacer esto? ¿A alguien que ha suspendido la asignatura de Privacidad en el colegio? No, a alguien peor, a alguien enfadado. Reconozcámoslo, muchas veces las redes sociales se utilizan para señalar con el dedo o para denunciar lo que desde nuestro punto de vista son injusticias. No hay nada peor que sentirse víctima de un trato injusto, y tenemos a nuestro alcance todos los medios para hacernos oir.

Pero vayamos a lo nuestro, que tampoco quiero hacer un tratado de la naturaleza humana. La Agencia sanciona a la empresa con multa de 2.000 € por tratar datos sin consentimiento del afectado. En este caso, la sanción es lo de menos. Lo interesante está en los detalles:

En primer lugar, veamos la explicación que da la empresa al hecho de que la fotografía del parte aparezca en Facebook:

"(...) el parte de baja de ésta fue recibido por parte de esta empresa mediante burofax por uno de sus empleados, al no disponer de departamentos, ni personas asignadas para estas funciones, y que desconoce totalmente las circunstancias por las que una fotografía del citado parte fue publicada en el perfil de la red social Facebook (...) Tras detectar la difusión del documento, la compañía ha declarado que decidió "la retirada del parte de la red social y el cambio de las contraseñas de acceso a dicha red, dado que los empleados tenían acceso al perfil de la empresa". También ha manifestado: "no se pudieron tomar medidas disciplinarias dado que a fecha de hoy desconocemos la autoría de dicha publicación" (...)" 

Lo del control de acceso y tal no lo llevaban muy a rajatabla, la verdad.

Por otro lado, esta resolución nos deleita, en el Fundamento Jurídico VI, con el texto que tiene redactado Monsieur le Directeur para los casos de las redes sociales, y que analiza si cabe aplicar la excepción de "tratamiento doméstico" a las redes sociales. No pega ni con cola. Además, como aquí se habla de difusión de datos en Internet, se hace referencia a la famosa sentencia de la Sra. Lindqvist, ya saben, aquella pobre catequista que no tiene derecho al olvido ni a que su nombre desaparezca de los repertorios de jurisprudencia. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Y por último, cerraré este post con el excelente razonamiento de Monsieur le Directeur para aplicar los criterios de graduación de sanciones del art. 45 de la LOPD:

"En este caso, cabe apreciar que la entidad infractora ha regularizado la situación irregular de forma diligente pues, como consta acreditado en el expediente, y se ha detallado más arriba, el documento estuvo accesible pocas horas y tomó medidas tras tener conocimiento de ello, retirando del parte de la red social y cambiando las contraseñas de acceso al perfil de la empresa."

Les dejo por hoy. Buenas noches.

3 comentarios:

David González Calleja dijo...

Tira usted con bala :D

Un saludo.

Ad Edictum dijo...

Perdigones, Don David, perdigones.

gihsoft dijo...

Genial como siempre (el artículo) , la resolución, para qué decir algo :)