jueves, 26 de abril de 2012

¿Para qué sirven las leyes anti-SPAM (Vol. IV)?

La verdad es que las resoluciones de la AEPD en supuestos de SPAM no tienen desperdicio cuando uno se para a leerlas. En la resolución R/02623/2010 (PS/00540/2010), una entidad remite correos electrónicos a diversos destinatarios, sin copia oculta, informando de la creación de un nuevo departamento dirigido a las empresas especializadas en mantenimiento y reparación de equipos informáticos”

Uno de los receptores del correo electrónico, denuncia los hechos a la Agencia y ésta abre procedimiento sancionador. A continuación, les reproduzco unos párrafos de la resolución comentada, que a su vez citan las alegaciones presentada por el spammer, y que me parecen de una calidad literaria difícilmente superable (el subrayado es de Ad Edictum):

"Notificado el citado Acuerdo de inicio, FUNDACION PRIVADA JUVINTER presentó alegaciones en las que señaló que:
En primer lugar manifestar que la empresa denunciante aparece en mi base de datos desde el año 2003 como posible cliente de equipamiento informático y es por eso que con fecha 7-4-2010 enviamos a todos nuestros contactos información sobre un nuevo departamento creado exclusivamente para distribuidores de informática.
Mi sorpresa fue magnifica cuando en el mes de Agosto recibimos una llamada de un compañero tuyo con la noticia de la demanda interpuesta por ON-LINE SERVICE 2000,S.L.
En el siglo XXI se utilizan las herramientas de trabajo más eficaces para transmitir y recibir información y me parece de muy mal gusto que alguien de nuestro sector se atreva a denunciar, aunque investigando la actividad del demandante no cabe esperar otra cosa.
En nuestra entidad se reciben cada día más de 150 correos y aseguro que en un 90% de los casos es información tremendamente útil, ya que las noticias varían a una velocidad vertiginosa y como se ha dicho desde tiempo inmemorial “la información es poder”.
No admito culpa alguna, ya que mi obligación es transmitir a empresas de nuestro sector las novedades de nuestra entidad.
Espero que se entienda mi posición y que no prospere este procedimiento y si no fuera así, que nos perjudique en sanción muy leve aunque lo justo sería nula, ya que dadas las circunstancias actuales, lo más importante es mantener la actividad, los puestos de trabajo y esperar que estos malos tiempos finalicen.”

Ojo al dato (nunca mejor dicho), con la buen gusto que demuestra el inspector/instructor que reproduce las alegaciones para que todos podamos disfrutar de ellas.  En fin, la Agencia sancionó a la Fundación Privada Juvinter con 600 € por incumplimiento de la LSSICE y 1.500 € por incumplimiento del art. 10 de la LOPD. Yo habría archivado las actuaciones.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Se esta volviendo algo blanda... ;-) como que archivo de actuaciones? con esas alegaciones sanción sí o sí, y que contrate a un experto que le asesore XD
Un abrazo
@meryglezm