martes, 6 de septiembre de 2011

¿Un nuevo concepto de intimidad?

¿Queda alguien a estas alturas que no haya visto el vídeo de los turistas belgas que mantienen relaciones sexuales en el torreón del Castillo de Olite? Sí, yo pienso lo mismo. No se trata un lugar que anime a la concupiscencia (es como planear una despedida de soltero en la hospedería del Monasterio de Santo Domingo Silos), pero allá cada cuál con sus fantasías.

Ilse Uyttersprot, alcaldesa de una localidad de 80.000 habitantes, no ha tenido reparos en reconocer en su cuenta de twitter que es ella la mujer que aparece en las imágenes. Se ha justificado diciendo que se trata de "una escena privada". ¡Hombre, hombre! Según parece, al entender de la Señora Uyttersprot, lo que convierte en privado un acto es el contenido del mismo, no el lugar en el que se desarrolle.

Probablemente, Ustedes no compartan esta opinión, y razonen que un aspecto esencial para determinar que una escena pertenece al ámbito íntimo de una persona es si sucede o no en un lugar público, a la vista de todos.

Llama la atención que la mayor parte de las personas no aplican el mismo criterio en Internet. Muchos optan por el concepto de intimidad de la Señora Uyttersprot cuando se trata del ciberespacio: exigen respeto a su privacidad cuando son ellos mismos los que ponen su información (fotografía, conversaciones, etc...) al alcance de todos.

Con esta reflexión les dejo hasta mañana. Lo sé, no está a mi altura, pero llevo una semanas horribles discutiendo con el "Batasuni", mi profesor de la autoescuela. El post de mañana será infinitamente superior.

Por cierto, he aprobado el examen.

2 comentarios:

Unknown dijo...

FELICIDADESSSSSS

Alfonso

Mery dijo...

Enhorabuena!!! Por el post y el carnet de conducir...
Un abrazo
María