martes, 27 de septiembre de 2011

La Lista Robinson, otra vez

La Agencia lleva un par de años diciendo, por boca del Señor Adjunto a la Dirección, que va a sancionar a aquellas empresas que no consulten la lista Robinson de la FECEMD antes de hacer sus envíos publicitarios. (Sí, ya sé que ahora se llaman ADigital, pero estoy muy mayor para que me cambien los nombres...Cada vez entiendo mejor a aquel insigne autor que, cuando se aprobó la LOPD, publicó un manual titulado "La nueva LORTAD").

De la noche a la mañana, y basándose en lo dispuesto en el art. 49 del RLOPD, el servicio de lista Robinson que la FECEMD venía prestando desde hace aproximadamente 15 años, y cuya consulta era voluntaria para las empresas dedicadas a la publicidad directa, se convirtió en un fichero de exclusión obligatoria por obra y gracia de la AEPD.

Aquellas empresas que pretendan realizar publicidad por cualquier medio deberán contrastar sus bases de datos con la lista Robinson de esta asociación privada, en los términos establecidos en su reglamento de funcionamiento. Por cierto, este reglamento, aunque elaborado en colaboración de la Agencia, no es una norma jurídica, sino una instrucción privada, en base a la cual no se debería imponer ninguna sanción administrativa.

Tal y como indica su art. 1 “los anunciantes, los responsables de ficheros y las entidades prestadoras de servicios de tratamiento de datos que de acuerdo con el contrato de prestación del servicio de Lista Robinson puedan consultar la información contenida en el fichero de Lista Robinson”, deberán contrastar sus bases de datos con la Lista Robinson:

1º. Cuando envíen publicidad a personas que no sean sus clientes (por ejemplo, utilizando datos comprados a terceros u obtenidos de fuentes accesibles al público) por los siguientes canales:
- Correo postal
- Correo electrónico
- SMS
- MMS
- Teléfono

2º. Cuando envíen publicidad de terceros a sus propios clientes por los siguientes canales:
- Correo postal
- Correo electrónico
- SMS
- MMS
- Teléfono

3º. Cuando realicen publicidad telefónica en nombre propio a sus propios clientes.

En fin, qué más añadir. Esto ya se lo expliqué en su momento aquí y aquí. Si quieren ver una presentación del servicio de Lista Robinson, consulten este vídeo.

El mayor peligro de esta lista no es que sea fácil conseguirla y se deje a disposición de cualquiera innumerables datos personales a los que enviar SPAM (¿qué productos esperan vender enviando ofertas a alguien reacio a recibirlas? Sería como comprar una base de datos de celiacos para vender productos con glutem). Me parece mucho más grave la inseguridad jurídica que genera una cacicada de este calibre.

4 comentarios:

Gontzal Gallo dijo...

Perfecta explicación del tema...que más nos queda por decir..

Ad Edictum dijo...

Gracias por su comentario Señor Gallo.Después del post de Don David y el mío, queda leer algo en su blog.

Link a Descargas Legales aquí:
http://descargalegal.blogs.lexnova.es/2011/09/27/la-consulta-de-la-lista-robinson-de-adigital-es-voluntariamente-obligatoria/

Unknown dijo...

Entre d. David y usted han dejado claro el tema de la lista Robison Presidenta.

Gran Post

Un saludo

Alfonso

Osete dijo...

Mire que es resavida...muy clarito todo.