miércoles, 5 de enero de 2011

Cainismo lopedé

Esta mañana, mientras buscaba resoluciones aplicables a una consulta que me ha hecho un cliente, me he encontrado con una joyita digna de aparecer en la sección "Stravaganza", que tanto éxito tiene entre los lectores de esta humilde bitácora.

Al parecer, una persona presentó una denuncia ante la Agencia de la Comunidad de Madrid porque consideró que el comportamiento de la auxiliar administrativa de un centro de salud vulneraba su derecho fudnamental a la protección de datos. 

Ustedes se imaginarán que la trabajadora entregó la historia clínica de la denunciante a un tercero o que abandonó documentos en un contenedor de basura. Nada de eso. En palabras de la Agencia, la denunciante manifiesta que "había accedido a su tarjeta sanitaria sin su consentimiento, ya que se la había arrebatado de las manos ante la observación de un error en los datos de la misma por parte de la Sra. "AAA" tras retirar la tarjeta sanitaria de su hija".

Hemos llegado a un punto en el que cualquier ofensa que sufra una persona en donde haya un dato de carácter personal de por medio va a ser vengada mediante denuncia a la Agencia: Si mi vecino graba el rellano de la escalera, si mi jefe me borra las fotos de la vacaciones en el PC del trabajo, si le dicen a mi padre que he suspendido romano...La LOPD es el refugio de todos los humillados y ofendidos de este mundo (que son muchos). No les voy a negar que esto me encanta y, de hecho, pienso fomentarlo en la medida de mis modestas posibilidades.

Pero volvamos a la resolución que estamos comentando. La Agencia de la Comunidad de Madrid, que se caracteriza por poner sentido común en sus interpretaciones, archivó el procedimiento. En los fundamentos jurídicos, indica lo siguiente:

"En planteamiento realizado por el denunciante se basa en la descripción del comportamiento de una Auxiliar Administrativo del Centro de Salud de Cubas de la Sagra, en la atención prestada en relación con su tarjeta sanitaria y la de su hija, estimándose que del mismo se deriva una posible vulneración de la legislación sobre protección de datos, ya que, según el Dª "AAA" la administrativo le había arrebatado de las manos su tarjeta sanitaria, enarbolando un comportamiento desconsiderado y autoritario para con su persona.

El artículo 1 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (en lo sucesivo LOPD), en cuanto al objeto de la Ley, establece lo siguiente:

"La presente Ley Orgánica tiene por objeto garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar".

La LOPD, establece en su artículo 2.1, respecto de su ámbito de aplicación, lo siguiente:

"La presente Ley Orgánica será de aplicación a los datos de carácter personal registrados en soporte físico que los haga susceptibles de tratamiento, y a toda modalidad de uso posterior de estos datos por los sectores público y privado".

En cuanto al tratamiento, éste viene definido en el artículo 3 c) como:

Operaciones y procedimientos técnicos de carácter automatizado o no, que permitan la recogida, grabación, conservación, elaboración, modificación, bloqueo y cancelación, así como las cesiones de datos que resulten de comunicaciones, consultas, interconexiones y transferencias.

Realizadas las oportunas averiguaciones en el marco de las actuaciones previas de investigación del expediente de referencia, se comprueba que aunque efectivamente la tarjeta sanitaria de la denunciante contiene datos personales fijados en un soporte procedente de los ficheros de la Administración Sanitaria, el comportamiento de la Auxiliar Administrativo que la atendió en el Centro de Salud no encaja con lo que la LOPD define como tratamiento de datos, sin perjuicio de que éste pudiera calificarse por la denunciante como desconsiderado o abusivo.

Igualmente se debe atender a que la Auxiliar Administrativo denunciada tenía, como usuaria de los ficheros de Salud, competencias para acceder a los datos sanitarios de la Tarjeta de la Sra. "AAA", habiéndosele comunicado, por parte de la Administración Sanitaria, sus deberes en relación con el tratamiento de datos que en el ejercicio de su puesto de trabajo, pudiera realizar."
 
Así que ya saben: Quitarle a un tercero un documento que contiene datos de carácter personal y leerlo no constituye tratamiento de datos. Siguiendo este razonamiento, tampoco lo es leer de reojo el mensaje de móvil o la agenda del que sienta a nuestro lado en el autobús. Aprovechen este vacío legal y continúen haciéndolo con tranquilidad y sin miedo a la LOPD. 
 
¡Qué peso les acabo de quitar de encima! Buenas noches.

7 comentarios:

Carolina dijo...

Enhorabuena por el blog. Lo he encontrado por casualidad y me ha gustado mucho.

Me lo guardo en favoritos

Ad Edictum dijo...

Estimada Carolina:

Gracias por su comentario.

Esperamos contar con su presenta a menudo.

Un saludo,

Ad Edictum

Osete dijo...

Buenos días y feliz año...

al hilo del post, el otro día no sé donde leí que se habían encontrado tiradas en el suelo cartas de los reyes magos de niños y se estaba pensando en presentar denuncia ante la Agencia...a ver que pasa.

Ad Edictum dijo...

Don José Ignacio:

Pensaba que era una broma suya, pero he buscado en Google y....ES CIERTO.

Cito el principio de la noticia cuyo link aparece abajo:

"La portavoz de Coalición Canaria (CC) en el Ayuntamiento de Santa Brígida (Gran Canaria), Victoria Casas, ha interpuesto una denuncia formal ante la Agencia Española de Protección de Datos, tras "el grave episodio vivido" el pasado 5 de enero, cuando al finalizar la cabalgata de Reyes Magos del municipio, aparecieran "decenas de cartas esparcidas en la calle y en papeleras".

Casas señaló que los hechos "demuestran una falta total de escrúpulos por parte de quienes tenían la obligación de guardar las misivas" pero consideró "más grave" que en dichas cartas aparecían datos personales, nombres y apellidos, domicilios e incluso fotos de los menores, "lo que podría constituir un delito contra la intimidad"."

Fuente: http://www.europapress.es/islas-canarias/noticia-cc-denuncia-agencia-proteccion-datos-aparicion-calles-santa-brigidagran-canaria-cartas-reyes-magos-20110110172401.html

Daniel dijo...

No tengo más que redundar en lo que comenta Carolina.
Enhorabuena!!

Ad Edictum dijo...

Estimado Daniel:

Muchas gracias por su comentario. Estaré encantada de que continúe visitando el blog y dejando su opinión sobre los temas que se traten.

Un saludo,

Ad Edictum

Osete dijo...

Estimada Presidenta y redactora, no me toma en serio, usted sabe que en temas lopdísticos suelo bromear lo justo...