miércoles, 27 de octubre de 2010

Los principales ficheros de solvencia patrimonial y crédito (I)

Como ya les indiqué, en la reunión del día 5 hablaremos sobre los "ficheros de morosos". Por tal motivo, tenia pendiente escribir algún post al respecto.

Los ficheros de solvencia patrimonial y crédito aparecen regulados en el art. 29 de la LOPD, donde se indica:

"Artículo 29. Prestación de servicios de información sobre solvencia patrimonial y crédito.

"1. Quienes se dediquen a la prestación de servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito sólo podrán tratar datos de carácter personal obtenidos de los registros y las fuentes accesibles al público establecidos al efecto o procedentes de informaciones facilitadas por el interesado o con su consentimiento.

2. Podrán tratarse también datos de carácter personal relativos al cumplimiento o incumplimiento de obligaciones dinerarias facilitados por el acreedor o por quien actúe por su cuenta o interés. En estos casos se notificará a los interesados respecto de los que hayan registrado datos de carácter personal en ficheros, en el plazo de treinta días desde dicho registro, una referencia de los que hubiesen sido incluidos y se les informará de su derecho a recabar información de la totalidad de ellos, en los términos establecidos por la presente Ley.

3. En los supuestos a que se refieren los dos apartados anteriores, cuando el interesado lo solicite, el responsable del tratamiento le comunicará los datos, así como las evaluaciones y apreciaciones que sobre el mismo hayan sido comunicadas durante los últimos seis meses y el nombre y dirección de la persona o entidad a quien se hayan revelado los datos.

4. Sólo se podrán registrar y ceder los datos de carácter personal que sean determinantes para enjuiciar la solvencia económica de los interesados y que no se refieran, cuando sean adversos, a más de seis años, siempre que respondan con veracidad a la situación actual de aquéllos."

En el reglamento de desarrollo de la LOPD, se ha dedicado una sección específica a este tipo de ficheros en el Título IV (Disposiciones aplicables a determinados ficheros de titularidad privada): los artículos 38 a 44. Como veremos, el tribunal supremo ha anulado recientemente previsiones contenidas en ellos.

El único motivo de inclusión en los denominados "ficheros de morosos" es la existencia de una deuda impagada. Esta información, como normal general, la transmite el propio acreedor al responsable del fichero de solvencia. La deuda debe ser en todo caso vencida, líquida y exigible, y el acreedor tiene la obligación de reclamarla previamente a la incluisión en el fichero. Una vez incluido el dato, se debe informar al afectado nuevamente. Por ello, es muy difícil que los datos de una persona consten en estos ficheros sin que ella lo sepa (salvo que haya cambiado de domicilio o se encuentre ilocalizable).

Uno de los ficheros de morosos más conocidos es el RAI o Registro de Aceptaciones Impagadas, que gestiona el Centro de Cooperación Interbancaria. Actualmente, este servicio se presta a través de Experian Bureau de Crédito, S.A. El fichero dispone de una web, donde se detalla claramente el tipo de datos que contiene y quiénes podrán consultarlos.

"El Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) está constituido por la información relativa a aquellos impagos, exclusivamente de personas jurídicas, de cuantía igual o superior a 300 euros, que se produzcan en documentos en los que conste la firma del deudor reconociendo la deuda (letras aceptadas, pagarés cambiarios, cheques de cuenta corriente y pagarés de cuenta corriente), que sean de uso en masa en el sistema bancario y que tengan fuerza ejecutiva. Asimismo, recoge los recibos que suplan a las letras de cambio en los que conste la aceptación del deudor con su firma y cumplan los restantes requisitos antes señalados, salvo el de fuerza ejecutiva. La información la aportan Bancos, Cajas de Ahorro, Cajas Rurales y Cooperativas de Crédito ("entidades de depósito"). El plazo de permanencia de la información contenida en el RAI es, actualmente, de treinta meses. A través de este servicio se suministra información del RAI a los acreedores (personas físicas o jurídicas que puedan acreditar que tienen un crédito concedido o solicitado por una persona jurídica) y a las empresas de informes de solvencia (aquellas cuya actividad sea proporcionar informes de solvencia). La información que se podrá consultar es el importe pendiente de pago por el deudor y el número de apuntes asociados a un deudor. La consulta debe realizarse necesariamente por el CIF del deudor."

Pueden consultar los ficheros notificados el Registro de la Agencia por las Asociación Centro de Cooperación Inerbanciaria aquí. Obviamente, el fichero RAI no figura entre ellos porque no contiene datos de personas físicas.
 
Sin duda, es mucho más probable que sus datos acaben en otro fichero, el fichero Asnef, gestionado por Equifax Ibérica. A este fichero, comunican los datos de sus clientes morosos no sólo entidades financieras, sino operadores de telecomunicaciones.
 
La informaciòn sobre el registro del fichero Asnef en la AEPD se encuentra disponible aquí. Como curiosidad, les diré que Equifax también gestiona un fichero de buenos pagadores, de "información positiva", aunque con mucho menos éxito del que tiene en Estados Unidos.
 
Por el momento, dejamos aquí la explicación. Continuaremos en siguientes post. Espero que me remitan sus comentarios y dudas.

No hay comentarios: