jueves, 14 de enero de 2010

Feliz Lopedé

Hoy es un gran día. Se cumplen 10 años de la entrada en vigor de la Lopedé, nuestra Lopedé. Para celebrar tan gloriosa efeméride, la Dirección de Ad Edictum ha decidido organizar otro concurso de comentarios, cuyo tema es:

¿Qué hizo Usted el 14 de enero del año 2000?

El comentario más original (a criterio de la Dirección, claro) recibirá un libro, todavía no decidido, pero de temática jurídica.

Anímense a participar.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Rich.

Yo creo que estaba estudiando los exámenes de febrero en mi último año de carrera. Nostalgia de juventud.

Hoy en la oficina, cielo gris y la grata compañía de mi compañera de fatigas. La familia lejos. Nostalgia en fin.

Osete dijo...

En esa efeméride yo estaba rehaciendo mi vida, repitiendo materias en la universidad sin pensar que 10 años después iba a tener que saber de la cosa esa de la proteción de datos.

Cosas de la vida.

Anónimo dijo...

En ese época, opositaba en tu grata compañía.Hoy, viendo lo soleada que está la mañana en Majadahonda.Gloria

T.S. dijo...

No se, soy demasiado joven. Cuando me desperté, la lopedé ya estaba allí.

T.S. dijo...

No. Ahora en serio. Quiero ese libro y voy a contarle lo que pasó aquel día.

El 14 de enero de 2000 era viernes y hacía un frío que no se podía aguantar. Cayó una nevada espectacular y yo iba camino de mi pueblo en mi seat ibiza a una media de 20 km hora:

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2000/01/15/001.html

En la radio hablaban de la eliminación del Madrí de una cosa llamada el Mundial de Clubes. Hicimos buen partido, eso si, pero palmamos en los penaltis (nuestro portero era, ay, Bizarri, de infausto recuerdo).

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2000/01/15/063.html

Por lo demás, todo el mundo parecía más contento aquel día. Era como si nuestros derechos estuvieran, no se, más protegidos.

Atte.

Sr. Roberts.

Nostromo dijo...

He estado buscando mis dietarios de la época (porque lo guardo todo, sobre todo para saber que enfermedades he padecido y en que fechas) y no he conseguido encontrarlo. Así que he recurrido a mi curriculum. Entonces recuerdo que acababé de trabajar en el Juzgado y me cambiaron de Departamento en Auna. Era uno muy aburrido. Menos mal que al poco, me pasaron al de ADSL. Creo que por aquellas fechas estaba dándo los ultimos coletazos a mis oposiciones y un día de por entonces una rubia oxigenada nos dió una formación sobre la LOPD. La verdad es que nos contó dos tonterias y le puse mala cara porque ya sabiamos que no podiamos dar datos personales de los clientes por teléfono. Luego fue compañera mia en el Departamento de Formación y se vengaba puteandome. Menos mal que su pelo rubio era lo suficientemente atrayente para que su sometido marido, acabara dejándola embarazada (en lo que debió ser un desenfrenado ataque de deseo por su color de tinte)y ella, a los demás, en paz.

Anónimo dijo...

Debido a mis numerosos comas etílicos, he tenido que contratar a un especialista para que me realizará una regresión temporal controlada, pero ni con esas me ha sido posible recordar con exactitud, que narices hacia yo, el 14 de enero del 2000 d.c, bastante que me acuerdo del día en que funde ese gran club de adoradores/as de Ulpiano/a.

Aunque utilizando la lógica deductiva y mis grandes dotes “supositorias”, como son recuerdos borrosos, tuvo que ser el día de mi último coma, producto de la ingesta masiva de sustancias toxicas, en el bautizo de la pequeñísima Lopedé. Como os habréis percatado, Bautizo que se celebro el mismo día de su nacimiento, ya que pensaban que corría peligro de muerte.

Ayyy Ignorantes!!!!!!!!!!!, no sabían lo dura y guerrera que nos iba a salir la nena.

Ávido de conseguir el valioso obsequio, en parte para resarcirme de los 1500 euros que he tenido que pagar al hipnotizador, ridícula minuta para semejante profesional.

The President

Anónimo dijo...

Tengo que decir que voy a participar en primer lugar por lo original de la sugerencia de la creadora del blog, antigua jefa mía de prácticas de verano y en segundo lugar por el aplastante motivo de QUE ME APETECE Y PUNTO!jajaja.

El caso es que por aquel entonces yo era la más pequeña de los que han participado hasta el momento en este concurso; tenía 11 años recién cumplidos.

Nunca me podré olvidar de aquel día porque es que además de llevar un diario desde peque, me acordaría de aquello para siempre.

Yo tenía que coger un tren dos semanas después para irme a Poitiers, una ciudad de Francia, a hacer un intercambio en un internado, que pertenece a la orden de monjas que lleva mi coelgio,durante 6 meses. Tenía unas ganas impresionantes de ir: primera vez que viajo sola, y no vivo con mis padres, la emocion de cambiar de ciudad y esas cosas.

Y resulta que en 1 hora todo se vino abajo: tenía cita ese día con el médico. No podía haber sido más oportuno: me dijo que tenía escoliosis y que me tenían que escayolar desde el cuello hasta la cintura con urgencia para evitar que empeorara la curva. Evidentemente, adiós intercambio y adiós todo durante 6 meses, hasta que por fin me quitaron la escayola; y todo para plantarme inmediatamente después un corsé de plástico durante 2 años.. ¡Vamos toda una joya!

un beso muy fuerte desde Paris

Laura del Carre

Ad Edictum dijo...

Estimados lectores:

Por lo que veo, sus vidas eran muy anodinas en el año 2000...Probablemente, la Lopedé introdujo el lujo y glamour que tanta falta les hacía. A mí, al menos, me pasó eso. Sólo les diré que en el año 2000 tenía caspa y no me había convertido aún en el modelo de elegancia y buen gusto que Ustedes conocen.

Ahhhhh, la Lopedé, la Lopedé...La Lopedé protege nuestros datos, pero....¿y la tinta que nos chupa?

En fin, en este concurso voy a tener más difícil decidir el ganador. Sí les indico que la Dirección de Ad Edictum está pensando en organizar una pequeña ceremonia de entrega a la que ha confirmado su asistencia la mismísima Cristina Almuzara.

Les mantendré informados.

La Dirección de Ad Edictum

SCAV dijo...

Pues yo, inconsciente de lo que se nos venía encima, creo que estaba en la República Dominicana, de ron en ron...