jueves, 14 de enero de 2010

Feliz Lopedé

Hoy es un gran día. Se cumplen 10 años de la entrada en vigor de la Lopedé, nuestra Lopedé. Para celebrar tan gloriosa efeméride, la Dirección de Ad Edictum ha decidido organizar otro concurso de comentarios, cuyo tema es:

¿Qué hizo Usted el 14 de enero del año 2000?

El comentario más original (a criterio de la Dirección, claro) recibirá un libro, todavía no decidido, pero de temática jurídica.

Anímense a participar.

sábado, 9 de enero de 2010

Informes jurídicos de la AEPD extravagantes (II)

Todos Ustedes, especialmente si tienen un tío marino mercante, se habrán preguntado alguna vez si la LOPD se aplica al tratamiento de datos realizado en los buques de nacionalidad no española que cruzan las aguas españolas.

Están de suerte. El Gabinete Jurídico de la AEPD ha resuelto esta duda existencial en el Informe Jurídico 334/2005. Les copio lo sustancial del mismo:

"En definitiva, el supuesto planteado se encontraría sometido a la Ley española en caso de que pudiera considerarse el buque al que la consulta se refiere un establecimiento del responsable del fichero ubicado en España o que se utilizasen en el tratamiento medios ubicados en territorio español.

A nuestro juicio, el hecho de que el buque atraviese aguas españolas no implica que los medios empleados para el tratamiento se encuentren ubicados en territorio español, habida cuenta que la expresión contenida en el artículo 4.1 c) de la Directiva debe considerarse aplicable a aquellos medios ubicados en dicho territorio de una forma permanente, como por ejemplo, si en la transmisión de los datos fuera empleada una red pública de comunicaciones electrónicas ubicada en España, pero no a aquellos casos en los que la ubicación de los medios del tratamiento sea meramente accidental o contingente, dado que en ese caso, resultará obvio que esa contingencia implicará que el medio sea, en el peor de los supuestos "de mero tránsito".

Por otra parte, ni en la Convención de Ginebra de 1958 sobre el Derecho del Mar ni en la más reciente Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, hecha en Montego Bay el 10 de diciembre de 1982, ratificada por España por Instrumento de 20 diciembre 1996, contienen previsión alguna de la que pueda desprenderse que el hecho de que un buque atraviese aguas jurisdiccionales de un determinado Estado convierta al mismo en un "establecimiento" situado en dicho Estado, por lo que tampoco sería aplicable el apartado a) del citado artículo 4.1 de la Directiva.

De todo ello se desprende que, salvo que los datos objeto de tratamiento a bordo del buque sean transmitidos a un fichero ubicado en España, no será necesario en relación con dichos tratamientos el cumplimiento de las obligaciones previstas en la legislación española en materia de protección de datos, toda vez que el tratamiento no se encontrará sometido a la misma."

miércoles, 6 de enero de 2010

Informes Jurídicos de la AEPD extravagantes (I)

Este año, Ad Edictum inicia una sección dedicada a comentar los informes jurídicos más raros evacuados por la AEPD.

Comenzaremos con un clásico: El informe jurídico Informe 0222/2008. La consulta que lo motiva se refiere a la instalación de una cámara en el campanario de una Iglesia, enfocando el nido de unas cigüeñas y que capta indirectamente la vía pública.

La respuesta del Gabinete Jurídico de la AEPD es ciertamente lacónica, así que la reproduciré completa:

"En primer lugar es preciso indicar que la Agencia Española de Protección de Datos, vela exclusivamente por la correcta aplicación de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de datos de Carácter Personal, y su Reglamento de Desarrollo aprobado por Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre.

Es por ello, que al amparo de la citada Ley Orgánica se protege el adecuado y correcto tratamiento que de los datos personales efectúen los responsables. Al ser la imagen un dato personal se analiza si tanto la Ley de Seguridad Privada como la Ley Orgánica 4/1997, legitiman el tratamiento de dichas imágenes al amparo del artículo 6.1 de la Ley de Protección de Datos.

No obstante, en el supuesto de hecho planteado en la consulta, parece deducirse que sólo se captarán imágenes de los animales y no de los ciudadanos, por ello no resulta de aplicación la Ley Orgánica 15/1999."

domingo, 3 de enero de 2010

Dos revistas, dos

Me permito sólo unas líneas, antes de abandonarme en los brazos de Morfeo, para recomendarles la lectura de dos revistas electrónicas:
Buenas noches.

sábado, 2 de enero de 2010

Cumplimiento del deber de informar cuando se recaban datos por teléfono

No se lo van a creeer, pero algunos de mis clientes todavía se resisten a informar de los extremos establecidos en el art. 5 cuando se recogen datos vía telfónica. En fin, pocas dudas quedan ya después el Informe Jurídico 504/2009 de la AEPD:

"La manifestación de los requisitos legalmente exigidos al consentimiento del afectado se realiza en la práctica a través de la información al afectado, en el momento de la recogida de sus datos de carácter personal, de los extremos esenciales relacionados con el tratamiento, recabando a tal efecto su consentimiento en relación con los aspectos específica e inequívocamente hechos constar en la mencionada información. Por tanto, para que quepa considerar que el consentimiento es informado será preciso dar cumplimiento al artículo 5.1 de la Ley Orgánica 15/1999, antes señalado.

La consideración de haber cumplido con el deber de informar según doctrina reiterada de la Audiencia Nacional corresponde al responsable del fichero la prueba del cumplimiento del deber de informar, y dicha prueba no podría obtenerse en caso de una mera información verbal.

Esta Agencia ha señalado reiteradamente que en caso de que se recaben telefónicamente datos de carácter personal será necesario informar al afectado, al menos sucintamente, de los extremos contenidos en el artículo 5.1 de la Ley Orgánica 15/1999.

A efectos probatorios será posible informar al afectado previamente del hecho de que la conversación será grabada y de los extremos esenciales contenidos en la Ley Orgánica 15/1999 sin que ello resulte contrario al secreto de las comunicaciones.
(...)
Por todo lo expuesto, podemos concluir que en el momento que la policía local recabe datos personales de los ciudadanos, para proceder a su tratamiento, informará aunque sea sucintamente, de los requisitos exigidos por la Ley, y podrá hacerse a través del establecimiento de una alocución permanente grabada en la que se haga referencia al tratamiento de los datos informando de los extremos contenidos en el artículo 5.1 y de la conservación de las cintas mientras dure el tratamiento."