jueves, 5 de noviembre de 2009

El caso de los datos de pacientes publicados en un tablón

La resolución de hoy (R/00955/2008) es bastante bizarra. El Colegio de Médicos de Catabria, a petición de varios colegiados, denuncia a un centro hospitalario por publicar en un tablón protocolos de actuación relativos a cinco pacientes que reciben tratamiento de metadona. Ni cortos ni perezosos, los denunciantes mandaron al Notario del Pueblo a que levantara acta de este hecho:

"El acta notarial levantada el 22/03/2006 por el Notario D. Y.Y.Y., con nº (....) de su protocolo, es comprensiva de una diligencia que recoge lo siguiente: “el día veintitrés del mismo mes y año que el acta precedente ... me persono, yo el notario ... en el Centro de Salud situado en la (C/..........), observando lo siguiente : Que en el tablón anuncios que se encuentra situado en la planta baja, junto a la puerta de acceso al salón de reuniones, hay colgado, entre otros, un documento extendido en un folio de papel común, del que el requirente me entrega una fotocopia para incorporar a esta matriz, y que compruebo es fiel reproducción del que aparece publicado en dicho tablón de anuncios”."

El Centro de salud alegó en su defensa que dicho tablón no se encontraba expuesto al público y que los datos debieron colocarse allí para informar a los facultativos contrarios al programa que se negaban a cumplirlo, y que, se insinúa, por eso mismo interponen la denuncia ante la AEPD.

La Agencia determina:

"A esta Agencia no le compete valorar las medidas que el “Cargo 2” del Centro adopta en el desempeño de su cargo para la efectividad de sus competencias, pero sí le corresponde valorar el cumplimiento de la normativa sobre protección de datos personales, concluyéndose como contrario a la “confidencialidad y el deber de secreto” que debe mantenerse en el tratamiento de datos especialmente protegidos acudir, como se efectuó, a la inserción en el panel informativo del Centro de un documento sobre las pautas de dispensación de metadona sobre cinco afectados sin su consentimiento.

Es mas, el número reducido de cinco destinatarios incluidos en el documento publicado se estima hacía innecesario acudir a la inserción en el panel informativo. Por ello, la notificación del documento con las pautas sobre el suministro de metadona debió observar el ”secreto y la confidencialidad” de los datos de los afectados y limitarse, exclusivamente, a el “Cargo 2”, al afectado y a su medico, y sin que se aprecie a efectos del derecho fundamental a la “prestación sanitaria” necesario la publicación del documento en el panel informativo."

Sin ánimo de emitir opiniones sobre hechos que no conozco, la inquina mostrada por los médicos, el mandar a un Notario a levantar acta, el que este procedimiento no lo inicie ninguno de los afectados, me hace pensar que una vez más se está utilizando el derecho fundamental a la protección de datos con finalidades que nada tienen que ver con el mismo. Afortunadamente, el centro era público y no pagó ninguna multa.

Buenas noches.

No hay comentarios: