martes, 8 de septiembre de 2009

Novedades sobre el acceso a la historia clínica de fallecidos

Recordarán que hace unos días, les manifesté mi indignación al comprobar que sistemáticamente la Agencia Española de Protección de Datos tutela el derecho de acceso a la historia clínica de fallecidos ejercido por personas distintas a paciente (generalmente, familiares). Pues bien, podrán Ustedes imaginar el asombro con el que leía esta mañana el Informe Jurídico 171/2008, en el que el Gabinete Jurídico de la alta Autoridad señala:

"Con carácter previo, teniendo en cuenta la situación concurrente en las dos personas respecto de las que se solicita el acceso, es preciso efectuar dos consideraciones:

- Respecto del acceso a la tía del solicitante que ha fallecido, el artículo 2.4 del Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de datos de Carácter Personal, aprobado por Real decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, dispone que "este Reglamento no será de aplicación a los datos referidos a personas fallecidas. No obstante, las personas vinculadas al fallecido, por razones familiares o análogas, podrán dirigirse a los responsables de los ficheros o tratamientos que contengan datos de éste con la finalidad de notificar el óbito, aportando acreditación suficiente del mismo, y solicitar, cuando hubiere lugar a ello, la cancelación de los datos". En consecuencia, con carácter general, no será aplicables al tratamiento de los datos personales de la fallecida las normas de la citada Ley Orgánica. No obstante, como se verá, la legislación especial aplicable al supuesto planteado establece determinadas aclaraciones para este supuesto que igualmente habrán de ser tenidas en cuenta.

- En segundo lugar, debe señalarse que siendo distinta de la paciente la persona que ejercita el acceso y dado que no parece existir, en relación con la persona no fallecida ningún tipo de apoderamiento al solicitante por parte de aquélla, el mismo habrá de ser considerado como una cesión de datos de carácter personal, definida por el artículo 3 i) de la Ley Orgánica 15/1999 como "toda revelación de datos realizada a una persona distinta del interesado"."

Se ve que no existe mucha comunicación entre los Abogados del Estado y los instructores de la Agencia. En cualquier caso, los profesionales sanitarios y centros de salud que reciban un escrito de la AEPD en el que se les notifica la apertura de un procedimiento de tutela, ya saben lo que tienen que hacer: Indicar que no se trata de un ejercicio del derecho de acceso de acuerdo a la LOPD y adjuntar copia de este maravilloso informe.

Buenas noches.

No hay comentarios: