jueves, 23 de julio de 2009

Monsieur le Directeur en su laberinto (II)

En la jornada del lunes pasado, le preguntaron a Monsieur Rubí en qué infracción encajaba el incumplimiento de la supuesta obligación de consulta de la Lista Robinson de la FECEMD. Monsieur respondió que sería una temeridad por su parte indicar en cuál sería la infracción típica en este caso. Apuntó que constituiría, por ejemplo, un tratamiento de datos sin consentimiento del interesado. El abanico es enorme, dijo. Y cito de memoria: "El abanico dependerá de lo que acabe pasando en este mundo".

Nuestra sugerencia es que la AEPD aproveche el cajón de sastre del art. 44.3.d), que determina que constituye una infracción grave: "Tratar los datos de carácter personal o usarlos posteriormente con conculcación de los principios y garantías establecidos en la presente Ley o con incumplimiento de los preceptos de protección que impongan las disposiciones reglamentarias de desarrollo, cuando no constituya infracción muy grave."

Al parecer, la FECEMD ha recurrido el art. 49 del reglamento de desarrollo de la LOPD. Según dijeron, no les parece adecuado que la consulta de su Lista Robinson sea obligatoria. Si tan mal les parece esto, desde aquí les ofrezco una solución pragmática que acabará con el dilema moral que se les plantea al tener que acatar una ley injusta: Que finalicen la prestación del servicio de Lista Robinson hasta que se resuelva el recurso. ¿No les parece lo más lógico?

Buenas noches.

3 comentarios:

Pedro dijo...

Pues sí... me parece bien tu sugerencia. No obstante, veo un problema mayor de fondo, y es que lo único que se le ha ocurrido a algún legislador para proteger a los "afectados" es que estos afectados den sus datos para decir que no quieren recibir publicidad. Penoso. ¿Por qué no pueden PROHIBIR por ley que una persona jurídica contacte a una persona física sin el consentimiento previo de la persona física? Estoy bastante harto de que Jazztel me llame por teléfono 3 veces al día para ofrecer sus servicios. Lo que hace falta es que la ley diga que no se puede llamar a la gente por teléfono para ofrecerle servicios (ni mandar correo, ni emails, ni nada), y dictar una multas serias (creibles) para la empresa que se salte esa norma. (Por multa "creible" quiero decir algo así como el 20% de la facturación anual de la empresa, o más... algo que realmente resulte desincentivador).
El estado, recordemos, debería estar para evitar que unos ciudadanos agravien a otros. En lugar de eso, parece que el estado en España está para fastidiar y alinearse con las empresas de molestias a domicilio.

Ad Edictum dijo...

Estimado Pedro:

Tienes razón. La lista Robinson tiene una parte buena, y es que protege al consumidor...A todos nos molestan las llamadas al movil y los SMS publicitarios. De lo que yo me quejo es de la manera en que se ha regulado e impuesto.

La LSSICE prohibe realizar comunicaciones comerciales no autorizadas o previamente consentidas por medios electrónicos (esto afecta a los mensajes a móviles, por fax y por correo electrónico),tanto si el receptor es una persona física como si es una persona jurídica.

Lo anterior no se aplica a las guías de teléfono fijos, que además tienen la consideración de fuentes accesibles al público, por lo que, salvo que tu manifiestes que no quieres aparecer en la guía o pidas que te marquen con un símbolo para no recibir publicidad, te seguirán llamando.

En el caso de las llamadas a móviles,el tema se complica un poco, porque las operadoras pueden realizar llamadas a números que saben que no tienen asignados haciendo ofertas. En tanto no sepan el nombre del titular de la línea ni puedan asociarlo a una persona concreta, el móvil no se considera un dato de carácter personal.

Mi recomendación para que dejes de recibir publicidad de Jazztel es:
1º Que te inscribas en la lista Robinson de la FECEMD, dado que tú no tienes que pagar nada: www.listarobinson.es
2º. Que ejerzas tu derecho de oposición frente a esta compañía (por ejemplo, en el domicilio social que figura en su web corporativa) exigiendo expresamente que no te llamen a tu número de móvil o teléfono fijo.

Hay modelos de ejercicio del derecho de oposición en la web de la AEPD (www.agpd.es). Si necesitas ayuda para esto último, quedo a tu disposición.

Saludos,

La Dirección de Ad Edictum

Pedro dijo...

Sí... soy consciente de que puedo escribir para ejercer derecho de oposición, pero ya lo hice en otra ocasión para otra empresa acosadora, y la propia AEPD me respondio diciendo que no podían hacer nada porque no había pruebas y blah blah....

Así que, siendo prácticos, de poco sirve la AEPD. Lo que hace falta, como digo, es que la ley prohiba y multe que las empresas contacten telefónicamente a la gente en su casa a cualquier hora del día para ofrecer servicios. Mientras esa ley no exista, la AEPD sólo sirve para consumir dinero de mis impuestos, sin dar servicio alguno.

En cualquier caso, felicidades nuevamente por el blog. Muy interesante siempre.