sábado, 27 de junio de 2009

El simple enlace a una web no supone una infracción de los derechos de propiedad intelectual

En la página del Bufet Almedia, pueden encontrar Ustedes el texto completo del auto de 27 de mayo de 2009, dictado pro el Juzgado de Instrucción nº 48 de Madrid en relación a la demanda interpuesta por la SGAE contra los responsables de la web http://www.cvdgo.com/.

Dicha web facilita links a otras web desde las que se obtienen descargas de ficheros. La sentencia determina que se trata de un servicio de la sociedad de la información, sometido a la LSSICE, cuyo art. 17 establece:

“Los prestadores de servicios de la sociedad de la información que faciliten enlaces a otros contenidos o incluyan en los suyos directorios o instrumentos de búsqueda de contenidos no serán responsables por la información a la que dirijan a los destinatarios de sus servicios, siempre que: a) no tengan conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remiten o recomiendan es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización, o b) si lo tienen, actúen con diligencia para suprimir o inutilizar el enlace correspondiente”.

El Juzgado considera que no queda acreditado "que los imputados conocieran que la información a que remiten o reconducen a los usuarios que acceden a su página, sea ilícita o que, por otro lado, lesione bienes y derechos de un tercero susceptibles de ser indemnizados". Para comprender el por qué de esta conclusión, deben Ustedes leer el Informe del Ministerio Fiscal, donde se razona lo siguiente:

"Hay que considerar que el simple enlace simple no supone infracción de los derechos de propiedad intelectual. Ello constituye únicamente una forma de facilitar al usuario de Internet el acceso a otra página web, sin tener que “teclear’ el nombre de esa página. Por eso no supone una reproducción ni una distribución de la página web, ya que no reproducen la página enlazada, ni dan lugar a un almacenamiento de la misma en la propia página web de la remitente. No se pude hablar, por ello, de infracción de ningún derecho.

En conclusión, tanto el principio de intervención mínima, como la necesidad de la salvaguarda de los bienes jurídicos, conduce, como se dice en las resoluciones analizadas, a proclamar dos exigencias: a) la de que un hecho es constitutivo de delito en la medida en que contiene un real ataque a un bien jurídico a través, además, de una conducta dotada de una expresión sustancialmente objetiva, en la que los elementos subjetivos pueden tener la función de requisitos adicionales; y b) se exige que los tipos penales aparezcan formulados con unos contornos precisos, evitando cláusulas indeterminadas que priven a las figuras de delito de límites claros y seguros."

2 comentarios:

deincognito dijo...

¿Y cómo queda entonces la prohibición de deep linking por algunos sitios web?

Salu2

Ad Edictum dijo...

Estimado Blogtor:

Creo que el Informe del Ministerio Fiscal se refiere a que de un simple link a una página web no puede derivarse automáticamente un incumplimiento de la Ley de Propiedad Intelectual. En el auto que les referencio en este post, no existe ningún conflicto entre la página que enlaza y la enlazada. La SGAE denuncia a una web porque remite a otras webs con contenidos, en su opinión, ilícitos.

En el caso del deep linking, lo que se suele dar es un conflicto entre el responsable de la web enlazada y el que coloca un link en la suya. En muchos casos, se ha hablado de conductas parasitarias, de competencia desleal, etc... sobre todo en el caso de prensa en Internet... Fuera de España, conozco algunas resoluciones interesates sobre el particular.

Es cierto que se ha extendido la práctica de poner una prohibición de deep linking en muchos avisos legales (lo cual no es que sea muy efectivo, pero por lo menos serviría para acreditar la mala fe del que enlaza)...

En cualquier caso, no veo que tenga mucha relación con el asunto comentado ya que, como le decía más arriba, aquí no hay conflicto entre quien pone el link y la página a la que se enlaza.

Gracias por su comentario y siga con salud.

Ad Edictum