lunes, 18 de mayo de 2009

El caso del formulario de reclamaciones oficial

Nuevamente, les presento dos resoluciones en las que se puede comprobar la discrecionalidad de la Agencia. Ante hechos muy similares, por no decir idénticos, resuelve de manera diferente.

La empresa A (resolución R/01500/2008) fue denunciada por un cliente que presentó una reclamación contra la compañía y comprobó que en los formularios utilizados al efecto no se informaba del tratamiento que se daría a sus datos personales. La compañía alegó que utilizaba el modelo oficial de la Dirección General de Consumo de la Generalitat Valenciada, regulado por el Real Decreto 77/1994, de 12 de abril, del Gobierno Valenciano, donde no se recoge la información preceptuada por el art. 5 de la LOPD. La Agencia concluye que procede el archivo del procedimiento en virtud del principio de confianza legítima:

"Así las cosas, aunque el modelo utilizado por Eurolíneas Marítimas, S.L. (Balearia) no informa de los extremos contenidos en el artículo 5 de la LOPD, procede proponer el archivo del presente procedimiento, en virtud del principio de confianza legítima al no contener el referido Decreto ninguna referencia a la obligatoriedad de las entidades que comercializan bienes o prestan servicios de facilitar a los usuarios que cumplimentan alguna hoja de reclamación o denuncia la información recogida en el artículo 5 de la LOPD."

La empresa B (resolución R/01946/2008) también fue denunciada por un cliente que echaba de menos la información exigida por la normativa sobre protección de datos en un formulario de reclamación. Esta empresa también alegó que se trataba del formulario oficial, regulado por la Orden FOM/3398/2002, de 20 de diciembre, por la que se establecen normas de control en relación con los transportes públicos de viajeros por carretera. En este caso, la Agencia no tiene en cuenta el principio de confianza legítima y sanciona a la empresa B con 601,01 euros de multa.

1 comentario:

Nostromo dijo...

Con vista de aguila, Ad edictum, azote de Monsieur le Directeur,una vez más, nos pone de manifiesto la falta de seguridad juridica que da la Agencia ante dos situaciones identicas. Desde mi punto de vista, ámbas deben ser sancionables en cuanto que una Ley Orgánica, inmediatamente por debajo de la Constitución no debe ser contradecida por un Real Decreto, cuestión esta que deberían tener en cuenta la Agencia a la hora de interpretar normas, e ir en contra de la LOPD.