sábado, 21 de marzo de 2009

¡Oh, estos días de primavera!

¡Otro esplendoroso sábado que pueden Ustedes aprovechar leyendo resoluciones de la AEPD! ¿No les parece un plan fascinante?

En primer lugar, les recomiendo que echen un vistazo a la resolución recaída en el procedimiento sancionador PS/00415/2008. Una empresa realizó un envío publicitario por correo postal a un particular cuyos datos habían sido obtenidos del buzón de su domicilio, sin almacenar la información en ningún soporte informático. Aplicando la doctrina de la reciente Sentencia del Tribunal Supremo sobre cancelación de datos en Libros Bautismales, Monsieur le Directeur concluye lo siguiente:

"En el presente caso, se ha puesto de manifiesto la existencia de tratamiento de datos personales, en el sentido de que se realizo un envío publicitario utilizando los datos personales del denunciante. Sin embargo, no se ha acreditado la existencia de un fichero en el que consten o hayan constado dichos datos y haya sido utilizado para la conformación del envío comercial. En este sentido la Sentencia de la Audiencia Nacional de fecha 26 de Noviembre de 2008, recaída en el Recurso 137/2008.

En atención a lo expuesto, sin la acreditación de la existencia de los datos utilizados en un fichero de los definidos en la LOPD, no procede sanción alguna, por no darse los supuestos objetivos que legitimarían su imposición."

Ya saben lo que tienen que hacer para enviar publicidad sin que les sancionen. Perotenga cuidado, este razonamiento sólo resulta de aplicación cuando se realiza un tratamiento no automatizado de los datos. Si existe tratamiento automatizado, aunque no haya fichero, se les aplicará la LOPD con todo su rigor.

Otra resolución donde Monsieur le Directeur da lo mejor de sí mismo es la correspondiente al procedimiento sancionador PS/00479/2008. Esta vez sí tenemos como resultado una multa, pero de sólo 1.500 euros. Ustedes se preguntará por qué les hago perder el tiempo con una cantidad tan decepcionantemente baja, menos de lo que lleva Mario Conde en la cartera....Créanme, los hechos lo justifican: se trata de un nuevo caso de vídeo subido a Youtube. En este caso, el responsable es un joven que colgó un vídeo en el que aparecían imágenes humillantes de otra persona y que tuvo cierta repercusión en los medios. Estos hechos, en nuestra opinión, merecen una represión jurídica, pero no al amparo de la LOPD, sino de la Ley del Derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen.

Ahora, debo continuar con mi tesis.

Buenos días.

No hay comentarios: