jueves, 15 de enero de 2009

Para curiosos

Muchos de Ustedes habrán leído en la eidición digital de "El Mundo" la noticia sobre la recuperación por Carlos Slim del dominio de una web que llevaba su nombre.

El titular destaca que la recuperación ha sido "gratuita" (aunque no cuenta con los gastos que ha tenido que asumir el Señor Slim al recurrir al procedimiento arbitral de la OMPI), e incluye como información en letra más pequeña que el antiguo propietario exigía 55 millones de dólares a cambio del dominio, amenazando, en caso contrario, con vincularlo a un sitio pornográfico.

En fin, como ven, parece un caso de libro de Cybersquatting,.... Yo pensaba que ya nadie se dedicaba a esto, o los que lo hacían eran lo suficientemente hábiles como para no poner de manifiesto de manera tan clara su mala fe.

He buscado la resolución del Panelista la OMPI (Luca Barbero) por si les interesa leerla, aunque en este caso carece de complicación jurídica pues se evidencia la falta de vinculación del registrante con el nombre y apellidos de Slim y la mala fe que motivaba su acción.

No hay comentarios: