domingo, 28 de diciembre de 2008

El tratamiento de datos con fines históricos (II)

Como recordarán, el viernes a las tres de la madrugada les estaba contando el régimen jurídico aplicable a los tratamientos de datos con fines históricos, cuando me entró el sueño. Por ello, tuve que interrumpir mi relato justo cuando iba a explicarles la regulación que recibe este tipo de tratamientos en el RLOPD.

Comprendo la tensión con la que habrán vivido las últimas horas. Pues bien, dejen de morderse las uñas, porque hoy podrán leer el desenlace de tan interesante post.

El nuevo reglamento dedica un artículo especificamente al tratamiento de datos con fines históricos, estadísticos y científicos:

"Artículo 9.
Tratamiento con fines estadísticos, históricos o científicos.

1. No se considerará incompatible, a los efectos previstos en el apartado 3 del artículo anterior, el tratamiento de los datos de carácter personal con fines históricos, estadísticos o científicos.

Para la determinación de los fines a los que se refiere el párrafo anterior se estará a la legislación que en cada caso resulte aplicable y, en particular, a lo dispuesto en la Ley 12/1989, de 9 de mayo, Reguladora de la función estadística pública, la Ley 16/1985, de 25 junio, del Patrimonio histórico español y la Ley 13/1986, de 14 de abril de Fomento y coordinación general de la investigación científica y técnica, y sus respectivas disposiciones de desarrollo, así como a la normativa autonómica en estas materias.

2. Por vía de excepción a lo dispuesto en el apartado 6 del artículo anterior, la Agencia Española de Protección de Datos o, en su caso, las autoridades de control de las comunidades autónomas podrán, previa solicitud del responsable del tratamiento y conforme al procedimiento establecido en la sección segunda del capítulo VII del título IX del presente reglamento, acordar el mantenimiento íntegro de determinados datos, atendidos sus valores históricos, estadísticos o científicos de acuerdo con las normas a las que se refiere el apartado anterior."

Desde la aprobación del nuevo reglamento, parece claro que el tratamiento de datos con fines históricos:
  • Sólo podrá realizarse al amparo de lo establecido en el Título VII de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, que es el dedicado al patrimonio documental y bibliográfico y de los archivos, bibliotecas y museos.
  • Requerirá autorización de la Agencia estatal o autonómica. El propio reglamento establece el procedimiento para solicitarla en sus artículos 157 y 158, en los que se determina el contenido del la solicitud, el plazo máximo de duración del procedimiento y el efecto positivo de la falta de resolución expresa transcurrido el mismo.

Les destacaré dos artículos de la Ley de Patrimonio Histórico.

En primer lugar, el artículo 49 donde se describe qué se entiende por documento y las categorías de documentos que forman parte del Patrimonio Histórico.

"Artículo 49.

1. Se entiende por documento, a los efectos de la presente Ley, toda expresión en lenguaje natural o convencional y cualquier otra expresión gráfica, sonora o en imagen, recogidas en cualquier tipo de soporte material, incluso los soportes informáticos. Se excluyen los ejemplares no originales de ediciones.

2. Forman parte del patrimonio documental los documentos de cualquier época generados, conservados o reunidos en el ejercicio de su función por cualquier organismo o entidad de carácter público, por las personas jurídicas en cuyo capital participe mayoritariamente el Estado u otras Entidades públicas y por las personas privadas, físicas o jurídicas, gestoras de servicios públicos en lo relacionado con la gestión de dichos servicios.

3. Forman igualmente parte del patrimonio documental los documentos con una antigüedad superior a los cuarenta años generados, conservados o reunidos en el ejercicio de sus actividades por las entidades y asociaciones de carácter político, sindical o religioso y por las entidades, fundaciones y asociaciones culturales y educativas de carácter privado.

4. Integran asimismo el patrimonio documental los documentos con una antigüedad superior a los cien años generados, conservados o reunidos por cualesquiera otras entidades particulares o personas físicas.

5. La Administración del Estado podrá declarar constitutivos del patrimonio documental aquellos documentos que, sin alcanzar la antigüedad indicada en los apartados anteriores, merezcan dicha consideración.”

Como ven, para que la información mantenida por un particular pueda considerarse Patrimonio Histórico, tiene que tener una antigüedad mínima de 1oo años, por lo que difícilmente se encontrarán datos de carácter personal en ella. Es en las Administraciones Públicas donde la conservación de datos con fines históricos puede tener cierto interés...Aunque ya saben... Entre que se decide solicitar la autorización de la Agencia y que pasa el plazo del 158 RLOPD para que Monsieur Directeur responda, los titulares de los datos tratados habrán fallecido y los documentos no quedarán sometidos a la normativa de protección de datos.

En segundo lugar, y en cuanto al acceso a los datos de carácter personal históricos, el art. 57.1 de la Ley de Patrimonio Histórico determina lo siguiente:

“Artículo 57.

1. La consulta de los documentos constitutivos del patrimonio documental español a que se refiere el artículo 49.2 se atendrá a las siguientes reglas:

Con carácter general, tales documentos concluida su tramitación y depositados y registrados en los archivos centrales de las correspondientes entidades de derecho público, conforme a las normas que se establezcan por vía reglamentaria, serán de libre consulta a no ser que afecten a materias clasificadas de acuerdo con la Ley de Secretos Oficiales o no deban ser públicamente conocidos por disposición expresa de la Ley, o que la difusión de su contenido pueda entrañar riesgos para la seguridad y la defensa del Estado o la averiguación de los delitos.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, cabra solicitar autorización administrativa para tener acceso a los documentos excluidos de consulta pública. Dicha autorización podrá ser concedida, en los casos de documentos secretos o reservados, por la autoridad que hizo la respectiva declaración, y en los demás casos, por el jefe del departamento encargado de su custodia.

Los documentos que contengan datos personales de carácter policial, procesal, clínico o de cualquier otra índole que puedan afectar a la seguridad de las personas, a su honor, a la intimidad de su vida privada y familiar y a su propia imagen, no podrán ser públicamente consultados sin que medie consentimiento expreso de los afectados o hasta que haya transcurrido un plazo de veinticinco años desde su muerte, si su fecha es conocida, o, en otro caso, de cincuenta años, a partir de la fecha de los documentos.”

Piensen en ello. Yo me voy, que mañana trabajo.

No hay comentarios: