sábado, 27 de diciembre de 2008

El tratamiento de datos con fines históricos (I)

Nadie parece haberse dado cuenta del mayor despropósito de las resoluciones de la Agencia sobre cancelación de datos en partidas bautismales: El tratamiento de datos históricos constituye una excepción al principio de cancelación. Ya les comenté en otro post que coincido plenamente con la siguiente afirmación de la Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de Septiembre de 2008:

"Pero es que a mayor abundamiento no cabría estimar tampoco aplicable el art. 4.3 de la citada Ley, en que se funda el acto administrativo impugnado y se confirma por la Sentencia.Ese precepto señala que los datos de carácter personal serán exactos y puestos al día de forma que respondan con veracidad a la situación actual del afectado. Pues bien, en los Libros de Bautismo no cabe apreciar ninguna inexactitud de datos, en cuanto en los mismos se recoge un dato histórico cierto, salvo que se acredite la falsedad, cual es el referente al bautismo de una persona y cuando esta solicita la cancelación de ese hecho, no está pretendiendo que se corrija una inexactitud en cuanto al mismo, sino que en definitiva está intentando y solicitando un sistema nuevo y diferente de registro de nuevos datos personales." (Fundamento Jurídico Cuarto).

Desde luego, el Supremo no pudo entrar en el análisis detallado de esta cuestión, que no estaba incluida entre las causas de casación del Arzobispado recurrente, y acabó divagando sobre la consideración de fichero de los Libros Bautismales y la exclusión de los tratamientos manuales del ámbito de aplicación de la LOPD, interpretando el artículo 2 de esta norma de acuerdo con el considerando (27) de la Directiva 95/46/CE.

Como no puedo dormirme, y me gustan los razonamientos absurdos, hoy les hablaré de los tratamientos de datos históricos en la LOPD. Ya verán, es muy curioso.

El tratamiento de datos históricos se regula, conjuntamente con el tratamiento para fines estadísticos y científicos, en los siguientes artículos:

Les llamo la atención sobre el hecho de que hasta la aprobación del RLOPD no se disponía de un procedimiento específico que permitiera solicitar autorización para la conservación de datos con estas finalidades. Los Arzobispados, en el momento en el que se produjo la campaña de ejercicio del derecho de cancelación, no disponían de ninguna norma que les indicara como obtener una declaración formal de que el tratamiento realizado en los Libros Bautismales tenía la consideración de histórico.

La LOPD articula la conservación de datos históricos como excepción al principio de calidad, que determina, por una parte que los datos deben ser exactos y puestos al día, y por otra, que se cancelarán de oficio, sin que sea necesario que solicitud del interesado, una vez hayan cumplido las finalidades para las que fueron recogidos. El art. 4.5 LOPD señala lo siguiente:

“5. Los datos de carácter personal serán cancelados cuando hayan dejado de ser necesarios o pertinentes para la finalidad para la cual hubieran sido recabados o registrados.

No serán conservados en forma que permita la identificación del interesado durante un período superior al necesario para los fines en base a los cuales hubieran sido recabados o registrados.

Reglamentariamente se determinará el procedimiento por el que, por excepción, atendidos los valores históricos, estadísticos o científicos de acuerdo con la legislación específica, se decida el mantenimiento integro de determinados datos.”

A parte de esto, la LOPD sólo se refiere a los tratamientos con fines históricos, estadísticos o científicos en otro artículo, el 11.2.e), que establece que no será preciso el consentimiento del interesado para la cesión de datos cuando ésta se produzca entre Administraciones Públicas y tenga por objeto el tratamiento posterior de los datos con fines históricos, estadísticos o científicos.

La conservación del dato como reflejo de una circunstancia concreta del pasado constituye la esencia de la información histórica, y determina una primera limitación en su tratamiento: los datos no podrán modificarse, por lo que pocos tratamientos a parte del almacenamiento del dato y el acceso a los mismos en circunstancias concretas estarán permitidos.

La segunda limitación es la temporal. Con ello, no me refiero a que existan plazos máximos de conservación, sino a que por la propia naturaleza del dato de carácter personal, su tratamiento con fines históricos dejará de estar amparado por la LOPD tarde o temprano: Los datos de carácter personal no lo son eternamente porque van referidos a personas físicas y la personalidad civil se extingue con la muerte (art. 32 del Código Civil).

Recuerden que nuestro artículo favorito del nuevo reglamento, el art. 2, excluye de su ámbito de aplicación a las personas fallecidas (apartado 4). Sin embargo, pensarán los más atentos de Ustedes, se reconoce el derecho a las personas vinculadas al fallecido a dirigirse a los responsables de los ficheros para notificar el óbito y a solicitar, cuando hubiera lugar a ello, la cancelación de los datos. ¿Se podría solicitar la cancelación de datos tratados con fines históricos?

En mi opinión, no. Si el titular no puedo hacerlo en vida, ¿que razón habría para atender la petición de una persona vinculada al finado? No se habla de una cancelación automática, sino de cancelar "cuando hubiere lugar a ello". En fin, veremos cómo lo interpreta Monsieur le Directeur si se produce algún supuesto de este tipo en el futuro. Esperemos que también tenga a bien explicarnos qué debemos entender por "persona vinculada", porque tal y como está redactado el artículo 2.4 RLOPD, cuando yo pase a mejor vida, podrá solicitar la cancelación de datos mi vecino o el mismísimo Paco.

¿Se dan cuenta? ¡Qué gran paradoja, queridos lectores! Por un lado, el dato histórico mantiene su valor con el paso del tiempo (de hecho, lo acrecienta); por otro, transcurrido un periódico de alrededor de 75 años (esperanza de vida media actual), dejaremos de aplicar la normativa sobre protección de datos....Y ahora que se ponen las cosas interesante, me entra sueño...Les termino de contar mañana.....

No hay comentarios: