domingo, 30 de noviembre de 2008

Sobre cómo interpretar el artículo 2.3 del RD 1720/2007

Como saben, el artículo 2.3 del RLOPD determina que quedan fuera de su ámbito de aplicación objetivo de la norma "los datos relativos a empresarios individuales, cuando hagan referencia a ellos en su calidad de comerciantes, industriales o navieros, también se entenderán excluidos del régimen de aplicación de la protección de datos de carácter personal".

Respondiendo a la pregunta planteada por un blogtor, paso a resumirles lo que la Agencia indica sobre este controvertido precepto.

Según la Agencia, cada caso debe analizarse por separado para establecer el límite entre la esfera privada y la actividad profesional. Como norma general, los datos de los empresarios individuales que se refieren exclusivamente a su actividad comercial o mercantil quedan fuera del ámbito de la normativa de protección de datos, incluyendo el nombre del propio empresario cuando éste identifica un establecimiento, producto o marca. Así por ejemplo, una base de datos de farmacias mantenido a efectos de facturación por un proveedor de productos médicos no quedará sometida a lo previsto en el RLOPD, aunque el rótulo de muchas farmacias incluya el nombre de su propietario.

Esto no significa que los datos de los empresarios individuales queden desprotegidos en todo caso. Si la información es tratada fuera del ámbito de ejercicio de la actividad profesional a la que se dedican, por ejemplo, como consumidores particulares, se aplicaría la normativa sobre protección de datos.

Si desean más información, pueden consultar los informes jurídicos 78/2008 y 234/2008.

No hay comentarios: