martes, 10 de junio de 2008

Este blog no está actualizado desde mi puesto de trabajo

Hace unos días, “EL MUNDO” informaba de que un trabajador del Centro Espacial Johnson de la NASA había sido sancionado con una suspensión de empleo y sueldo de 180 días por actualizar su blog desde su puesto de trabajo. Esta noticia apenas despierta interés, comparada con los primeros casos de trabajadores sancionados por mezclar su vida laboral con su actividad como bloggers.
Quizás uno de los más comentados fue el de Jessica Cutler, que bajo el nombre de Washingtonienne, creó un blog en el que relataba sus aventuras sexuales con distintos políticos americanos. Cutler trabajaba por aquel momento como asistente del Senador Republicano por Ohio, Mike DeWine. Su intención era mantener un blog que consultaran únicamente sus amigos más cercanos, pero una página web especializada en cotilleos políticos difundió la dirección de la web. Miles de personas, incluyendo muchos de los hombres que aparecían en las historias de Washingtonienne, leyeron el blog antes de que Jessica Cutler pudiera retirar su contenido. Como suele pasar en estos casos, tras su despido fulminante, la revista Playboy le hizo una oferta para posar desnuda.
Su historia fue objeto de un extenso artículo en el Washintong Post de fecha 15 de agosto de 2004, disponible todavía on-line. Quien quiera saber que ha sido de Washingtonienne puede visitar estas páginas:
http://washingtoniennearchive.blogspot.com/
http://jessicacutleronline.com/
En España, tuvo cierta repercusión el "caso AXPE". Un trabajador despedido por la citada consultora comenzó a realizar comentarios en su blog sobre su antigua empresa, que remitió un burofax solicitando la retirada de los mismos. El texto del burofax fue colgado inmediatamente del blog. Como comenta Enrique DANS, “la reacción del blogger al escanear y publicar el amenazante burofax desencadenó una respuesta en la que más de doscientos blogs, entre los que se encontraban los más leídos en lengua española, se hacían eco del suceso, mientras se creaban por otro lado, páginas web en las que otros afectados por despidos similares en la misma empresa comentaban sus experiencias. La respuesta tuvo tal magnitud que inundó la página de búsquedas de los principales buscadores cuando se intentaba obtener información utilizando el nombre de la compañía, y resultó notablemente perjudicial para la misma.”(DANS, Enrique: “Blog y empresa: de la oscuridad a la luz, pasando por las tinieblas” en CEREZO, José M. dir.: La blogosfera hispana: Pioneros de la cultura digital. Fundación France Telecom España. Página 166).
Por cierto, la publicación de la que proviene la anterior cita se puede obtener gratuitamente en la siguiente dirección: http://www.fundacionorange.es/areas/25_publicaciones/publi_253_9.asp

No hay comentarios: